Los Hombres de la Raza de Hierro

lunes, agosto 23, 2010

Publicado en El Mundo el 23 de agosto de 2010

“¡Miserable!, ¿por qué gritas? Me perteneces porque soy más fuerte que tú.hesiodo2 Irás a donde a mi me plazca, por buen cantor que seas, y depende de mi capricho el que me sirvas de alimento o que recobres la libertad. Loco rematado es quien resiste a uno más fuerte que él; además de no conseguir la victoria, a la vergüenza añade el sufrimiento.

Si nos quedáramos solo con este párrafo que, de la antigua fábula griega de “El Gavilán y el Ruiseñor”, nos ofrece Hesíodo en su poema “Los Trabajos y los Días” entremezclándola con la leyenda de Filomena, estaría justificada la más absoluta de las depresiones…

Es Hesíodo un personaje curioso dentro de la historia de la poesía que, en cierta medida,
comparte algunos elementos comunes con otro gran poeta de rabiosa actualidad: Miguel Hernández. Fue Hesíodo pastor y campesino allá por el siglo VII A.C.. Hijo de un hombre relativamente bien posicionado, compaginó sus labores agrícolas y ganaderas con la actividad poética por vocación divina, según él mismo nos cuenta. Pero no son esas “convergencias” con Hernández las que me hacen traer hoy al de Ascra ante ustedes, sino por la iniquidad de la justicia que también sufrió.

En un momento determinado, en su famoso “Mito de las Razas”, nos dice que estamos en la quinta raza; “la raza de hierro”, aquella en la que “… a los padres, cuando envejezcan, menospreciaran los hijos,…. Impondrán la fuerza por encima del derecho… solo se respetará al inicuo y al violento… El cobarde ganará siempre la partida al valiente mediante falsa palabrería, apoyada en falso juramento… La Conciencia –Aidos- y la Vergüenza –Némesis– volarán entonces de la vasta tierra al Olimpo, ocultando sus hermosos cuerpos… abandonando así a los hombres…” Es francamente desolador el panorama que este genio de la poesía helena, ganador en justa poética ante el mismísimo Homero, nos describe en este pasaje.

MuñozSecaCréanme, soy capaz de adivinar su sorpresa ante lo que hasta ahora les he escrito y que bien podría reflejarse con un “plagio modificado” de otro insigne escritor que pagó con su vida la actuación de la injusticia: “…¿Y a qué viene, ¡vive el Cielo!,/ cuando tan grande es mi duelo,/ esa conseja endiablada/ de la justicia pagada/ de ese Hernández y un heleno?….”

Pues viene amigo a que hasta en esta noche institucional en que vivimos sin atisbo de lumbre de farol alguno, es evidente a los ojos de cualquier ciudadano mínimamente informado y despegado de la clase dirigente, que estamos viviendo una convulsa situación política, social y económica. Seguramente, una de las más complejas situaciones que  podamos recordar en tiempos de paz. A pesar de ello, y contrariamente a lo que la razón le dictaría a cualquier ciudadano sensato, nos encontramos con una clase política más enfrentada que nunca, más extendida que nunca, más enquistada que nunca. Frente a la sensibilidad de la necesidad común, entre nuestros políticos se ha instalado el sentimiento de la exigencia particular.

Miguel hernandez, poeta el pais.Bien saben todos los asiduos a estas páginas, las muchas veces que me he referido a la Justicia como una de las asignaturas pendientes más importantes de nuestra arquitectura institucional. No es posible que el garante de las libertades públicas, esto es la Justicia, esté permanentemente sometido al control y directrices de quien puede violar esas mismas libertades. Esto es, el Gobierno. Es en esa situación, cuando cobran pleno sentido los versos de Hernández: “… Las cárceles se arrastran por la humedad del mundo,/ van por la tenebrosa vía de los juzgados…”

Cuando la pelea política se traslada a los juzgados, o mejor dicho, cuando desde los juzgados se pretende hacer política utilizando los medios de comunicación, estamos ante un problema de magnitudes incalculables, en términos de paz social.

He traído a colación versos de poetas que sufrieron en distintas circunstancias la iniquidad de una “justicia politizada”, y lo he hecho para hacerme una pregunta:  ¿No hemos aprendido nada en estos últimos 2.700 años? Porque es eso precisamente a lo que hace referencia Hesíodo cuando dice “…es preciso sufrir para que el buen sentido se imponga a la insensatez…” que, dicho de otro modo, significa que nadie escarmienta en cabeza ajena. Pero es que, por desgracia, nuestra cabeza colectiva ha sido ya golpeada en demasiadas ocasiones por este mismo palo como para no haber aprendido nada.

Acudimos estos días con perplejidad creciente a un espectáculo bochornoso que está sazonado con todos los ingredientes más amargos que han acompañado a la larga lista de nuestros errores colectivos.

garzonUn juez estrella es sorprendido por las posibles pruebas que se publican de su iniquidad. Ante tales acusaciones, la Justicia –esta vez con mayúsculas- comienza a instruir, porque, como nos dice una vez más Hesíodo, “…Llorando la Justicia persigue por ciudades y moradas a los hombres que tratan de rehuirla o torcidamente administrarla…”. Pues bien, ante algo tan simple como esto, que debiera ser dejado en las solas manos de los jueces, como se afana siempre en repetir con la boca chicha todo político que se precie, el Gobierno de la Nación, ayudado de sindicatos, rectores y actores, y una pléyade de personajes de la izquierda, inician una campaña general para presionar al Tribunal Supremo con el objeto de impedir que quien mal ha obrado, bien pague. Ni más, ni menos. No se tiene, entre tanto, el más mínimo recato para hacer todo tipo de referencias a lo más negro de nuestro pasado. Un pasado repleto de asesinos, donde por igual motivo y de igual manera se daba muerte a un Miguel Hernández o a un Pedro Muñoz Seca.

No soy hombre especialmente sabio… ni quiero serlo, si por sabios se tienen esos hombres que hoy en día con sus hechos, palabras y ejemplos parecen haber sido instruidos en el odio y el rencor. ¿De qué me sirve el progresismo si no soy capaz de progresar con el?… ¿De qué me sirve la sabiduría si no soy capaz con ella de torcer lo que de maligno tiene la naturaleza humana, con el firme deseo de una libertad comprometida con el bien común?

Cuando abandonamos al “otro” y nos comprometemos en exclusiva con el “yo”, estamos renunciando al principio básico del verdadero progreso humano y sobre el que se haAntonio-Machado cimentado y engrandecido toda paz social: el reconocimiento del “otro” como parte misma del “yo”. Esa permanente referencia a los “otros” para reforzar “nuestros “ argumentos, va en sentido radicalmente contrario al esfuerzo común que presidió los años de la Transición. Años en los que algunos alzaban la voz con versos de Machado para romper el inmovilismo de los poderosos y desterrar la derrota permanente de una sociedad enfrentada, sin más armas que la ilusión y el esfuerzo: “…está el ayer alerto/al mañana, mañana al infinito;/ hombres de España, ni el pasado ha muerto,/ ni está el mañana -ni el ayer- escrito.”

Bien cierto es que nada está escrito. Nada está definitivamente conquistado; nada está definitivamente perdido. Todo depende de nosotros mismos. Por eso, no estaría de más que, de entre nosotros –usted y yo-, se alzasen nuevas voces; voces que, como antaño, entre la algarabía de algunos poderosos enfrascados en conservar su hegemonía aun a costa de nuestro futuro,  fueran capaces de zafarse de entre las garras del potente gavilán que nos atenaza para gritar con fuerza, como Hernández, que “…hay un rayo de sol en la lucha/ que siempre deja la sombra vencida…” porque “…para el hijo será/ la paz que estoy forjando…”.

Gavilán

16 respuestas a “Los Hombres de la Raza de Hierro”

  1. GENTE CON SUS PRINCIPIOS, IDEALES, RESPETO, MANO IZQUIERDA Y SABIENDOSE EXPRESAR CLARAMENTE Y EN CASTELLANO, ES LO QUE SE NECESITA.
    ENHORABUENA POR EL ARTICULO , ES UN EJEMPLO DE CULTURA, HISTORIA PARA LLEGAR AL DIA DE HOY, Y APRENDER PARA EL MAÑANA.
    NECESITAMOS GENTE HONRADA, CON UNA INTELIGENCIA CUALIFICADA, DECIDIDA Y SIN MIEDO A DECIR LA VERDAD. SIN CREAR ODIOS Y CON MANO IZQUIERDA
    UN SALUDO Y OTRA VEZ ENHORABUENA

  2. Me encantó la prosa y la poesía…pero no entendí nada; claro que, desde tu querida Caracas, las cosas se entienden menos y con otra óptica. ¿Justicia politizada? Aquí no hemos tenido nunca otra…

  3. Es un artículo de mucha altura. Lástima que pocos de los actuales dirigentes lo entiendan.
    Y hablando de poetas, alterando un poco los versos de Santa Teresa de Jesús: “vivo sin vivir en mí, y tan alta vida espero, ….. cuando se vaya Zapatero”

  4. ¿Sería Pepiño Blanco capaz de escribir un artículo como este? Ni él, ni nadie del gobierno, porque la incultura que ponen de manifiesto a diario es evidente. Enhorabuena por el regalo que nos ha hecho colgando en su blog esta reflexión. Ojalá estuviera usted en la vida pública. Un abrazo

  5. Con perdón.
    Gobernaron unos, gobernaron otros y ninguno excitó una ley que no permita que un juez pase a la política y más tarde a la magistratura… Regeneracionismo. ¿Es incompatible la poesía con la acción?
    En alguna ocasión, como peón de toga sin puñetas, me he enfrentado al señor Garzón, decir que me he enfrentado al Juez en lugar de al fiscal ya es sintomático. Es verdad que se oye a compañeros suyos , y no solo a los que son sus amigos, también sus enemigos lo reconocen, que es la persona que mejor conoce a ETA, que es quien mejor puede luchar contra ella. Es verdad, pero lo hará al ritmo (político) que él interpreta que interesa al Estado, a España. En el fondo, un iluminado.
    Quieren hacer creer que se investiga al juez por un odio decimonónico de un sector, y lo consiguen. En lugar de que quizás incurriera en una acción tipificada, sin entrar en el fondo del asunto, como es el caso.
    El Gobierno, su presidente, su modo modo de actuar nos pareció cómico, hasta que se convirtió en dramático, cosa que ocurriría a nada que apareciesen problemas como sucedió.
    Está bien ser cerebral, ¿pero frío, sin atisbo de ascua alguna de ardor guerrero?
    Ardor para invocar el sentido común.
    No pasará a la historia nuestro Gobierno como el “Presidente felón” o la “década vitanda”. No ocurrirá. La opinión pública no está formada.
    Pasa el tiempo, lo peor es no intentarlo.
    Es grave lo que ocurre, como usted expone, y pobres de nosotros si quienes pudieran hacer algo, no lo hacen. No lo intentan. Regeneracionismo.
    Y no me refiero, necesariamente a entrar en política, pues la maquinaria empresarial (en la peor de las acepciones que se pueda dar al término) de los partidos destroza cualquier buena intención/buena persona.
    “…De pechos que esperaron anhelantes…”
    Creo que existen tribunas desde las que intentar hacer llegar otros puntos de vista. Televisión, radio, prensa. En mi opinión éste blog se queda muy pequeño frente a la empresa (en la mejor de sus acepciones) que debería afrontar.
    Pasa el tiempo, lo peor es no intentarlo.
    Un niño, que jugaba al fútbol con unas “rom”, técnicamente era bueno, leía bien el partido, tenía visión del juego, pero no terminaba de cuajar, le faltaba ardor, entrega por la causa común. Pocas veces pudo ayudar.
    Pasa la vida, sic transit, la generación del 64 se encuentra ya en el abajadero.
    Lo peor es no intentarlo.

  6. Estimado amigo:

    Tiene mucha razón y alguno gobernó contra mi opinión. También tiene razón en que lo peor es no hacer nada. Tan malo como la paidocracia en la que estamos instalados. Por eso mismo, no creo que la tenga también en lo del abajadero…

    Es modesta esta ventana, vuelve a tener razón; pero es la que me queda, por ahora. Mi opinión, no ha encontrado mejor sitio en esta ocasión.

    Espero que nunca pueda decir, con razón, que no hice lo que estuvo en mi mano.

    Un cordial saludo y mi gratitud por sus palabras y consejos… Intenté contactarle en el correo que me dejó… fue imposible.

    Adolfo Suárez Illana

  7. Sr. Suárez, gracias por sus palabras y estoy completamente deacuerdo con usted.
    Tenemos graves problemas, grandes vanidades, dependencia  de intereses particulares; tolerancia absoluta a la corrupción, poca valoración del esfuerzo y una imagen distorsionada del juego político, es decir, como quiero que me etiqueten como “lo que sea” defiendo  las posturas de mi partido como si de un equipo de fútbol se tratara y así me hago eco del pensamiento único que me impone cualquier iluminado que trabaje en los medios de comunicación o que los utilice para este fin.
    Hay que empezar desde muy abajo para arreglar la situación y, no nos engañemos,  la solución está o no en  nuestras manos.

  8. Torero :

    Magnífico artículo………..clarificador, equilibrado, concreto, bien armado…………..pero como los “melitares” no somos profesionales de “batallas de flores” ni demagogias precisamente………….¿cuándo pasamos al ataque creando un partido para despertar a la mayoría del noble pueblo español que está amuermáo?.

    En dicho partido “se reserva el derecho de admisión “, abstenerse 99% políticos profesionales actuales……………….¡ sólo gente normal y honrada ! .

    Un abrazo muy fuerte.

  9. Sublime reflexión.
    La repugnancia que me produce contemplar y escuchar tanto ganado parásito que se atreve a decir que nos representa, es la que me empuja a salir un sábado buscando mi particular jornada de reflexión, y que similares náuseas sean causadas en este caso por varios güisquis a los que agradezco se antepongan en mi camino hacia una urna; total, unos viven a espensas de los fallos de otros, ingenuos de que caerán posiblemente en aquello que sentenciaba Jacinto Bevavente:
    “Bienaventurados quienes me imiten, porque de ellos serán mis fallos”.

    Claro, amiga Bea, que andamos ávidos de señores en la política como quien arriba ha escrito. Claro Sr. Suárez que hay que sumar espíritus formando un estandarte que barra tanto corrupto maquillado. Pero… Miren, una vez, de niño, presencié en un tendido de sol de la Real Maestranza, a un señor que con evidente rostro y voz de sufrimiento gritó irrumpiendo un silencio:
    “Curro, entre tú y er beti me vais a matá este año”

    Ese señor será hoy en día morantista y disfrutará de lo lindo mientras mantiene a Curro como su torero.
    Yo, como todos quienes llevamos al Real Betis como filosofía de vida, maldigo y juro en arameo contra los huesos de Lopera, mas ahora que existe atisbo de recuperación nadie se manifiesta contra tan cancerígeno individuo. Si es que…
    Sin ánimo de ser grosero, a mi querida gata Dora, cuando se la meten chilla y cuando se la sacan llora. Y con ánimo de integrarme a este grupo de cabales reflexivos, parafrasearía a Miguel Hernáwndsez con cites tan oportunos para lo expuesto por el S´.

  10. Sr. Suárez acerca del eje en cual gira el principal problema y tiene apellido de reparador o vendedor de calzado:
    “… con que lentitud taurina estoy viviendo mi muerte”
    “… varios tragos es la vida y un solo trago la muerte”

    Un cordial saludo a tod@s.

  11. Sr. D. Adolfo Suárez:
    En primer lugar, felicitarle por su maravilloso artículo, propio de una “auténtica” persona con corazón y cabeza “bienpensante”.
    En segundo lugar (y esta es la auténtica razón de mi comentario), felicitarle por tener un padre como tiene: hombre fuerte, valiente, con convicciones religiosas y un gran, gran corazón.. Para mí ha sido, y siempre será, mi referente como “gobernante” de España; en mi 1ª ocasión q. pude ejercer mi derecho al voto, a él fue a quién elegí, y así fue hasta que las “tornas” cambiaron. No pretendo hacer juicios sobre el resto de gobernantes y demás clases políticas que han pasado desde entonces, pero TODOS ellos, sin excepción alguna, deberían tomarle como modelo.
    Lamento muchísimo su estado y no hay día que no tenga un recuerdo para él; con un carazón tan grande es fácil “decidir” que este mundo es mejor verlo desde otros ojos y creo q. eso ha influido en el “estado” de su padre (perdone mi atrevimiento)…
    Nada más, tan sólo felicitarle xq tiene usted muchos rasgos de su padre y, por tanto, es usted para mí una persona digna de admiración y coraje.
    Espero no haberle ofendido, aunque éste no sea el foro apropiado para estas “declaraciones”.
    De nuevo mi “enhorabuena” y aquí tiene usted una persona también fiel a muchas de sus ideas.
    Todos mis respetos para su padre.
    Atentamente: María Luz Hevia Fernández.

  12. Sr. Suarez solo quiero hacer una pregunta, ¿qué ha cambiado en España desde los años 30?, la respuesta es nada. Me explico, la izquierda necesita crispar los ánimos de la sociedad aún y cuando estan gobernando, los argumentos estan trasnochados pero como se dice a base de repetir mucho una mentira esta se vuelve verdad y hay que reconocer que esto lo hacen muyyyy bien, pero a mi no me engañan y como a mi a muchos. He tenido suerte de vivir en una época de libertad, pero tambien he vivido la transición, si era pequeño, pero recuerdo muchisimas cosas, a su padre dando el discurso de navidad, el golpe de estado, etc…, ¿quién crispaba los ánimos en esta etapa tan dificil?, el PSOE. Igual que en los años treinta. necesitamos la sociedad de gente como usted, cuando se presentará para presidir este país, cuente con mi voto.

  13. He leído que “ojalá” estuviera usted en política activa. Claro. Que le pregunten a los ciudadanos de Castilla-La Mancha. Ni le quieren en el PP ni le quieren en lo que resta del CDS. Y en el PSOE tres cuartos de lo mismo. Dedíquese a su hobby de los toros y deje la política, que es algo muy serio, a los profesionales de la política. Con cariño y admiración hacia su padre, váyase ya a donde le mandaron los habitantes de Castilla-La Mancha: a la punta del cerro.

  14. Estimado D. Angel del Rio:

    Nunca he considerado que perder unas elecciones fuera mandar a alguien a ningún cerro -como usted dice-. Gente tan importante como mi padre, Felipe González, José María Aznar y muchos otros las perdieron. Mi marcha de la política fue hace ya mucho tiempo y no tengo la más mínima intención de volver, otra cosa es que no pueda dar mi opinión. Poco debe usted admirar a mi padre, por mucho que diga, cuando todo lo que se le ocurre es menospreciar al que no piensa como usted hasta el punto de pretender que ni tan siquiera opine. Con mucho gusto debo decirle que seguiré dedicándome a lo que estime oportuno, además de opinar y permitir que gente como usted también pueda hacerlo. Se le ha visto mucho el plumero…

  15. ¡Claro que sí! Ya es hora de desenmascarar actitudes seudodemocráticas y seudoprogresistas. ¿Qué está pasando aquí? ¿En qué nos estamos convirtiendo? Una sociedad cobarde, hipócrita, que solo se preocupa de parecer algo sin ser lo que pretende parecer…. Han muerto tres españoles… nadie avisó para rescatarlos… y parecen más héroes otros. Ser cooperante es de santos, militares de demonios…estúpidos que somos.

  16. Se le ha visto el plumero… y tanto. Con ese nombre y con esa forma de pensar basada en el rencor, el menosprecio y por supuesto la absoluta ignorancia respecto al tema de Castilla La Mancha, sobran las palabras…ÁNIMO. Enhorabuena por el artículo que demuestra cultura, compromiso y coherencia y mi afecto que ruego traslade a su padre.

Deja una respuesta